La juventud latina y salud mental

Attention: open in a new window. PDFPrintE-mail

veronica_and_sonsCrecí en una familia tradicional mexicana donde hablar de tus sentimientos era algo impensable.  Cuando empecé a trabajar como asistente social en una escuela de primaria, estaba ilusionada con la idea de poder ayudar a los niños a expresar sus sentimientos y ayudar a los padres a comprender que la depresión y otras enfermedades mentales no deben ser motivo por el cual avergonzarse. 

No estaba preparada para lo difícil que podría llegar a ser, sobre todo entre mis alumnos latinos y sus familias. Tratar temas relacionados con la salud mental representaba un reto aún mayor con los inmigrantes recién llegados, por propia experiencia, fundamentalmente por las barreras culturales y lingüísticas.

Uno de los mayores obstáculos que me encontré al trabajar con jóvenes latinos fue el estigma asociado a los trastornos de la salud mental y la respuesta de los padres y miembros de la comunidad.  A menudo, la primera reacción sería culpar y castigar al niño por su comportamiento o por sincerarse conmigo y contarme sus problemas.  Los padres se sienten amenazados y temen que los servicios sociales interfieran en sus vidas.  La idea de tener un niño que no está bien y que posiblemente necesite del servicios de salud mental causan sentimientos de vergüenza; muchos padres latinos ven esto como un reflejo directo de sus destrezas como padres.

No es fácil explicarles a los padres latinos que su hijo se podría beneficiar de servicios de salud mental y que el mal comportamiento de su hijo es en realidad una conducta inadaptada debido a un trauma y a los desafíos que conlleva la socialización a un nuevo país.  Existen diversos programas para apoyar a las familias latinas; sin embargo, creo que esta comunidad se podría ampliamente beneficiar de programas que hagan hincapié en la psicoeducación y debatan, a nivel comunitario, los efectos del trauma, los desafíos que los inmigrantes afrontan, y cómo ambos pueden afectar a un niño en el ambiente escolar.

--Verónica, asistente social en el sistema escolar de Boston

Family Profiles

"Like" FamilyAware.org